Páginas

Obispo de Calama señaló al amor y búsqueda del bien común como caminos para enfrentar los desafíos de Chile

Ver Galería de Imágenes
Monseñor Óscar Blanco Martínez presidió Te Deum de Fiestas Patrias en el templo Catedral de la ciudad.

El amor como fuente principal para atender todos los desafíos de Chile y su gente fue el centro de la reflexión que planteó el Obispo Óscar Blanco Martínez en su mensaje de Fiestas Patrias 2021 y que contó en la Iglesia Catedral San Juan Bautista con la presencia de autoridades regionales, locales, invitados especiales y files que asistieron para celebrar el Te Deum.

El pastor de la Iglesia loina apuntó, que mucho se oye hablar de cambios estructurales en nuestro país, de nuevas reformas, de nueva constitución, de nueva forma de hacer política, entre otros, pero poco se habla de acrecentar la forma de amarnos unos a otros, sin embargo, por muchos y novedosos que sean los cambios y logros sociales, poco habrán cambiado las cosas si seguimos “inmunizados” al amor.

Entre sus primeras menciones el obispo de Calama, destacó a quienes fueron ejemplo del amor al prójimo, sin distinción de fronteras para enfrentar la pandemia de coronavirus “El avance en la lucha contra el COVID-19 es resultado de un compromiso responsable de todos y de manera muy especial de las autoridades de gobierno y trabajadores de la salud”. Resaltó que las posibilidades de encuentro y movilidad son gracias a quienes estuvieron al frente para controlar esta enfermedad.

Monseñor Blanco indicó también como factor esencial para avanzar como sociedad el que se reconozca a la familia como su mayor riqueza, “Ellas constituyen el primer lugar en el que se viven y se transmiten los valores del amor y de la fraternidad, de la convivencia y del compartir, de la atención y del cuidado del otro”, no obstante, este núcleo que se encuentra amenazado y en algunos casos destrozado, con hijos desarraigados, ancianos abandonados, niños huérfanos y adolescentes desorientados.

Un aspecto importante en su mensaje de Fiestas Patrias, se centro en la situación migratoria que viven muchas naciones y en la que Chile también es uno de los destinos y describiendo las duras realidades de quienes ingresan al país de manera irregular, sin trabajo y sin apoyo, sin un espacio digno para cubrir sus necesidades más básicas. Durmiendo en terminales, calles exponiéndose a todo tipo de atropellos y violencias callejeras. Al respecto el Obispo Óscar Blanco apuntó al mensaje del Papa Francisco como ejemplo de convivencia “como cristianos, estamos llamados a “acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes”, porque también ellos son nuestros hermanos, a quien debemos amar…”.

El obispo de la Iglesia loína resaltó en la homilía los cambios que están experimentando la madre tierra, que sigue siendo explotada y saqueada, sin que exista un real compromiso por protegerla y cuidarla, “No hemos escuchado la sabiduría ancestral de los pueblos originarios que nos enseña a relacionarnos mejor con el medio ambiente. Un medio ambiente que sigue sufriendo las consecuencias de la contaminación, el cambio climático, la biodiversidad, la deuda ecológica, entre otros”.

En este mismo sentido, el pastor manifestó su apoyo a la iniciativa que busca dotar de un centro oncológico para Calama, debido a los altos índices de cáncer en la zona, al mismo tiempo y como un acto de “Justicia social declarar a Calama en estado de emergencia climática y ecológica”.

Finalmente el Obispo Óscar Blanco Martínez expresó que en tiempos en que hemos experimentado una crisis social y se avanza en la construcción de una nueva constitución política, ésta debe ser acompañada de una reflexión de toda la sociedad y sus organizaciones en el marco de amistad cívica en la que se ponga a la persona humana como centro de sus esfuerzos y lugar de visiones puramente ideológicas. “En tiempos de adversidades y sufrimiento, el país necesita de líderes con corazón abierto, “para no crear muros, no separarnos sino encontrarnos”, “En chile hay una gran diversidad de opinión y opiniones, pero su vocación es la unidad y su camino es la paz”.