Páginas

Iglesia de Calama se prepara para celebrar Semana Santa con presencialidad

Vicario General, P. Patricio Cortés invitó a concurrir a las distintas celebraciones de Domingo de Ramos.

Con una invitación a todo el mundo católico a sumarse a las celebraciones de Semana Santa de este año 2022, el Vicario General de la Diócesis San Juan Bautista, Pbro. Patricio Cortés Menares destacó que después de dos años, las capillas y parroquias se vuelven a preparar para recibir a los fieles y resaltar los distintos encuentros de fe que trae la Semana Mayor en la Iglesia Universal y que se inician con el Domingo de Ramos.

El sacerdote mencionó que hoy más que nunca cobra sentido la Semana Santa en la humanidad, en la que se experimenta la pasión, muerte y resurrección.

“El mundo, nuestra comunidad, mi vida, tiene mucho de pasión, muerte y resurrección. Todos no estamos exentos de los problemas de la vida (…) nuestro país vive situaciones que son muy bonitas, muchos desafíos, pero también mucho dolor. Estamos en un momento en que sabemos tenemos Asamblea Constituyente y el desafío de asumir una nueva Constitución. Sabemos que estamos viviendo en un tiempo que nos hemos polarizado, en la que cada uno cree que su idea, su convicción es la más importante, nos damos cuenta que no solo el pan está subiendo, sino el costo de la vida está subiendo, entonces tenemos mucho de muerte, pasión y de resurrección”.

Agregó el vicario que Cristo es el que nos viene a interpelar con su resurrección. El mundo tiene cosas muy bellas, pero -apuntó- experimenta también muchas situaciones de dolor como las que está padeciendo Ucrania, en Siria y en otros lugares del mundo. “Sabemos de las situaciones de hambre en África y en otros lugares, la inmigración que es un problema que también sufrimos acá, situaciones de xenofobia, misoginia y para cuales Cristo es nuestra solución, es nuestra verdad, camino, es nuestra vida”.

El Padre Patricio Cortés mencionó que en el viernes santo, podemos caminar con Cristo cargando la cruz del dolor de mi vida, del dolor de mi país, del mundo. Mientras que el sábado estaré en vigilia con una vela esperando junto a la Virgen María con esperanza por la resurrección y cantar el aleluya y la resurrección que trae alegría al mundo entero, a Chile, a nuestra propia vida y la de mi familia.