En la Plaza principal de Calama fieles celebraron el Domingo de Ramos

Galería de Imágenes

Obispo invitó a contemplar el rostro de Jesús, pero también los cuadros de dolor que se encuentran en nuestra sociedad,  para al igual que el Señor, vivir la entrega y servicio
.  
El Obispo Óscar Blanco Martínez,  señaló en su homilía que con el Domingo de Ramos compartimos el gozo que significa la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén,  un momento en que sus seguidores lo reconocen como el bendito que viene en nombre del Señor. Sin embargo el Señor que compartió la alegría con la gente, sabía que viviría un tránsito de dolor. “La misión de Jesús contemplaba este momento de alegría, dulce, lleno de gozo, pero en su corazón ya convivía el camino de la cruz”.

En la vida, agregó el Pastor también hay momentos de alegría, de felicidad, pero también los momentos de tristeza, de insultos, de enjuiciamiento. El Domingo de Ramos que celebramos nos propone entrar a vivir la Semana Santa,  “Jesús nos invita el que quiera seguirme, tome su cruz y sígame”.

“La invitación es que caminemos con Jesús en su pasión y contemplemos su rostro, que podamos  contemplar el cuadro que nos ofrece hoy nuestra ciudad y sociedad,  Cuadros de rostros sufrientes, descartados, también podemos contemplar el cuadro de nuestra Iglesia sufriente a consecuencia de los abusos, cuadros  de la violencia y más allá las consecuencias de la guerra”.

El camino de la Cruz, es el camino del dolor, pero también es el camino de la entrega, servicio  y de la esperanza. Camino que termina en la resurrección, esta es la confianza que nos deja participar en  el domingo de Ramos.