Trabajo País construye su segunda capilla en Calama


25 estudiantes de la Universidad Católica a cargo de las obras, además establecen un vínculo de amistad con la comunidad que los acoge

Nuestra Señora de Fátima será el nombre que llevará la Capilla que estudiantes de Servicio País levantaron en la población Gladys Marín en el sector poniente de Calama y con la que responden a un antiguo anhelo de los vecinos que no tenían un lugar estable para celebrar su fe.

Ha sido el proyecto de solidaridad cristiana, la oportunidad no sólo para levantar un lugar donde celebrar, sino también para compartir con los vecinos que han mostrado su gratitud y cariño por la entrega desinteresada que los estudiantes capitalinos realizan en varias comunas del país, sacrificando sus vacaciones de invierno para cumplir con esta misión que preparan durante el año en la Universidad Católica.

Son 32 zonas desde Arica hasta Chiloé donde se han desplegado cerca de mil 500 voluntarios según explicó Arturo Phillips uno de los jefes de zona en Calama y alumno de cuarto año de Derecho en la UC, quien destacó el compromiso de los estudiantes por construir lugares de encuentro y capillas.

Los vecinos de la Población Gladys Marín, han sido activos participantes de esta iniciativa que previamente a la llegada de los voluntarios, ya habían recibido los planos de la obra y prepararon el radier o losa de concreto donde se levantó el lugar de oración. Al mismo tiempo destacaron los estudiantes, ellos colaboraron en los trabajos, es decir no sólo son los beneficiarios de esta iniciativa, sino que activos colaboradores de una obra que será de ellos.

"La acogida ha sido muy buena, no esperábamos este recibimiento, porque entre la gente del sur y norte, se dice que estos últimos no son tan cálidos, pero ha sido todo lo contrario, nos han tratado con mucho cariño y esto no es normal, además se derriban muchos mitos respecto de la ciudad, ha sido increíble", asegura Arturo Phillips.

La Capilla Nuestra Señora de Fátima es la segunda obra que realizan los voluntarios de Trabajo País en Calama, el año pasado levantaron construcción en la Villa Tucnarhuasi y no se descarta que nuevamente retornen a la zona para apoyar con otras obras como lugares de encuentro comunitario.

Desde el Sector de la Parroquia San Pablo, al que pertenecerá la comunidad de Nuestra Señora de Fátima, agradecen el compromiso de los jóvenes estudiantes que vienen a cooperar con un sector que requería de un lugar para celebrar su fe. Estaban a la deriva, requerían de su propia capilla y ahora con esta obra podrán proyectar de mejor manera su tarea comunitaria.