Con Misa de los Adultos Mayores comenzó Fiesta Religiosa de Ayquina

Galería de Imágenes
En la misma jornada y como reza la tradición, llegó al Santuario la imagen de San Santiago Apóstol para acompañar en su fiesta a la Virgen de Guadalupe.

Con la Misa dedicada a los adultos mayores de la Comunidad de Ayquina y Turi  y con la participación de cientos de fieles y peregrinos que poco a poco comenzaron a llegar hasta el Santuario de Nuestra Señora Guadalupe de Ayquina,  se iniciaron los festejos  en  homenaje a la Santísima Virgen.

Presidida por el Obispo Óscar Blanco Martínez y concelebrada por el Rector del Santuario, Pbro. David Vargas y su Vicario Parroquial, Pbro. Viviano Bustos,  toda la eucaristía  tuvo en el centro a los abuelos, a quienes respetuosamente se les da un lugar fundamental en la tradición que se manifiesta en el poblado andino, especialmente en los homenajes dedicados a la “Chinita” de Ayquina como cariñosamente llaman a la Virgen.

Monseñor Oscar Blanco en su homilía resaltó este respeto por los adultos mayores, “Jesús ha querido que los primeros invitados sean los abuelos, para que estos no sean descartados como ocurre  en muchas de nuestras actividades y se les de este lugar, porque el Señor también tuvo abuelos”.

“Los adultos mayores, -dicen algunos estudios- son más devotos de María que de Jesús y esto apunto el Pastor  tiene mucho sentido, porque en la etapa en que la vida se hace más débil, y más frágil,  cuando la persona se da cuenta que no puede hacer las cosas solo, que depende de otros y que muchas veces es olvidado es cuando aparece la figura de María, como aquella madre que siempre acompaña, la madre que no abandona. Es por eso que el anciano cultiva esa devoción. María es Madre y por eso el abuelo se siente como un niño frente a su madre, se siente acogido, abrazado por el amor maternal”.

Agregó  “ella puede ofrecer una protección de no mera casualidad, sino providencial, por eso el anciano en su piedad mariana, se siente protegido, asistido, bendecido y auxiliado por la madre de Dios”.

Jesús, dijo Monseñor Blanco es quien nos invita a esta fiesta,  al lugar donde se reúnen los fieles para venerar a la Virgen de Guadalupe. “Es Jesús quien da sentido a nuestra vida, es quien nos salva, quien nos presenta a María como una buena madre, compartiéndola con nosotros como la haría cualquier buen hijo,  que quiere invitar a sus amigos, sus mejores amigos a su casa para que sean acogidos, atendidos y celebrar esta fiesta en honor de su madre santísima”.

Al concluir la Misa, en Procesión y con la imagen de María Guadalupe de Ayquina , los Santos, Santiago y San Roque, la comunidad y especialmente los adultos mayores celebraron el Vía Crucis  luego compartir algunos alimentos con los fieles que llegaron hasta el Santuario.

Las actividades en homenaje a la Virgen Guadalupe  desde ahora no se detienen, destacándose la entrada de los cerca de cincuenta Bailes Religiosos que comenzarán a saludar y ofrecer sus danzas en honor a la “chinita”.