Comunidades loinas celebraron a San Santiago

Galería de Imágenes

En Poblados de Toconce, Santiago de Rio Grande, Machuca entre otros festejaron a su Santo Patrono

La riqueza de la religiosidad popular se manifestó nuevamente este miércoles 25 de agosto en las celebraciones de  San Santiago y que tienen especial dedicación en los poblados de Toconce y Rio Grande, lugares en los que se venera al santo patrono al interior de la Provincia El Loa.

Entre las costumbres propias de esta festividad, se destaca la visita que hace  la imagen de Nuestra Señora Guadalupe de Ayquina para acompañar al santo, tal como ocurre en los primeros días del  mes de septiembre cuando san Santiago llega hasta el santuario mariano para acompañar a la Santísima Madre de Ayquina.

Allí entre Bailes Religiosos, danzas y otros ritos, se celebró la Santa Misa, presidida por el Padre David Vargas Cabana, Párroco de la comunidad de San Francisco de Asís de Chiu-Chiu a quien pertenece jurisdiccionalmente el poblado.

Por su parte hasta el Poblado de Rio Grande concurrió para acompañar la celebración patronal, el Obispo Óscar Blanco Martínez junto al Párroco de San Pedro de Atacama, Néstor Veneros y las Religiosas de Jesús Verbo y Víctima.

Al compartir reflexión sobre esta fiesta el Obispo de Calama manifestó que estas celebraciones tan significativas de las comunidades originarias,  invitan a bendecir y nunca maldecir, donde se rescata el amor y respeto a su patrono, santo en quien se reconoce los cuidados, protección  y guía de un pueblo que mantiene y promueve sus costumbres de piedad popular y por medio de ellas,  sabe escuchar, dialogar, trabajar y celebrar juntos.

Sobre estas expresiones de fe, apuntó,  “esta es la manifestación de un pueblo que sabe agradecer a Dios, que bendice a la madre tierra por obtener de ella los frutos  con los que alimentan a sus animales”.

Enseguida agregó,  En tiempos difíciles que vivimos como Iglesia y como sociedad, ustedes nos enseñan a centrar nuestra mirada en Dios, a buscar nuevas formas de relacionarnos con respeto y espacios seguros. A no ambicionar primeros puestos a costa de olvidar las preocupaciones de los demás y abusando de una suerte de poder,  que por el contrario está llamado a servir.

Jesús nos invita a que entre nosotros los hijos de Dios, no debemos actuar como hacen los que gobiernan las naciones  y dominan sobre ella, -al contrario- el que quiera ser grande que se haga pequeño y servidor. A ejemplo de Jesús que se hizo servidor de todos y dio su vida por nosotros.
Un momento especial se vivió durante la oración, en  la que los habitantes del lugar rezaron  por nuestra Iglesia, las tradiciones y costumbres, los enfermos, también por los pueblo de Nicaragua y Venezuela... La fiesta continúa mañana con la tradicional danza de los cuartos y costumbres propias del pueblo.